Te has suscrito correctamente al blog de Pedro Adolfo Garcia 😄
¡Excelente! A continuación, completa el pago para obtener acceso completo a Pedro Adolfo Garcia
¡Bienvenido de vuelta! Has iniciado sesión correctamente.
¡Genial! Tu cuenta está completamente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.😄
¡Genial! Tu información de facturación se actualizó.
La actualización de la información de facturación ha fallado.
Facebook, Amazon, Google, Apple y las ciudades-estado del Siglo XXI

Facebook, Amazon, Google, Apple y las ciudades-estado del Siglo XXI

9 minuto(s) de lectura

Desde principios del siglo XX, cientos de ciudades creadas por empresas empezaron a surgir alrededor del mundo, principalmente en Estados Unidos, en donde las empresas para las que trabajabas construían o eran dueñas de gran parte de las viviendas, educaban a tus hijos, mantenían la infraestructura y espacios públicos e incluso llegaban a venderte lo que necesitaras.

En estas ciudades generalmente las empresas que la fundaban eran los principales empleadores, y al menos en las primeras ciudades de este tipo, las empresas utilizaban esto para controlar las relaciones laborales, ya que al ser dueñas de las viviendas donde se alojaban los trabajadores, podían evitar cualquier tipo de huelga. Por otro lado, hubo otras ciudades posteriores que incluso priorizaban los asuntos en los que los habitantes decidieran, como es el caso de Hershey, Pennsylvania (EUA), nombrada así por la famosa empresa chocolatera de Milton Hershey.

A medida que la fuerza laboral del país tuvo mejores oportunidades y medios de movilidad y aumentó la prosperidad, la vivienda de los trabajadores en estas ciudades se volvió menos necesaria, por lo que la mayoría de las empresas que construyeron estas ciudades se han separado de estas localidades. Algunas de estas ciudades fueron abandonadas después de que las empresas cerraran o se mudaran, sin embargo, hay otras que hasta la fecha han continuado su crecimiento gracias a algunas estrategias que llevaron a cabo para complementarlas con diversos edificios de equipamiento, entretenimiento, transporte y comercios.

Actualmente, el concepto de ciudades creadas por empresas ha evolucionado. Existen dos maneras en que las empresas están conceptualizando y construyendo estas urbes: 
A) La empresa construye un campus de grandes dimensiones dentro de una ciudad ya establecida
B) La empresa construye oficinas, vivienda e infraestructura pública desde cero

Hasta aquí podría parecer que no hay cambios tan importantes en la manera en que son creadas, sin embargo, las principales diferencias que veremos en estas ciudades (que podrían convertirse en algo como países) estarán basadas en la tecnología, ya que las mismas empresas están empezando a desarrollar sus propias monedas, sistemas de educación, salud, movilidad, entre otros, además de los espacios físicos que ya involucran la creación de estas ciudades.

Ciudades propias

Actualmente existen diversas empresas que están planeando la construcción de sus ciudades, algunas están en fase de planeación, otras en proceso de construcción y algunas más ya están construidas y empiezan a generar los cambios económicos y demográficos que generalmente producen en una zona.
Un ejemplo de ciudad del tipo A, es Amazon y la llegada de su HQ2 a Crystal City, Virginia, el cual representa una inversión de 5 billones de dólares en la ciudad a donde se planean mover a 25,0000 empleados al final del proyecto, en donde se construirá el masterplan de 2.5 hectáreas con 2 torres de 22 pisos, 6,500 m2 de retail y 1,900 cajones de estacionamiento subterráneos. Este proyecto también incluye la aportación de la empresa por $2 millones de dólares para crear vivienda asequible en el condado.

Otro ejemplo de este tipo es el más reciente proyecto de Google en el área de East Whisman en Mountain View, en el cual anunciaron que crearían un barrio entero en el centro de un extenso parque de oficinas. El proyecto apodado Master plan de Middlefield Park busca transformar un área de alrededor de 8 hectáreas en un hub de usos mixtos que incrementa la densidad de espacios de oficina, mientras que complementa la zona con edificios de vivienda, comercios y equipamiento para futuros residentes, todo esto utilizando los principios de desarrollo orientado al transporte (DOT).El proyecto consta principalmente de poco más de 120,000 m2 de oficinas y seis edificios de vivienda con comercios, que sumarán a la zona alrededor de 1,850 viviendas que serán puestas a la venta y renta, además de contar con un área de 5 hectáreas para parques y espacio público, que estará distribuido en un parque central y espacios a lo largo de las vías del tren ligero que conecta la zona. 

Por otra parte, también existen otras empresas planeando ciudades del tipo B, como la compañía más grande de China, Tencent, quien a mediados de año anunció la construcción de una ciudad futurista del tamaño de Mónaco en el área de Shenzhen. El plan abarca 2 millones de metros cuadrados para crear una ciudad libre de automóviles, donde se busca priorizar a los peatones, áreas verdes y vehículos autónomos, además de estar planeada para albergar a más de 80,000 personas. El proyecto busca incluir oficinas, vivienda, comercios, escuelas, espacio público y otro tipo de equipamiento, y estará conectada a Shenzhen a través de puentes, ferries y el sistema de metro de la ciudad.

Otro ejemplo de este tipo de ciudad, es la propuesta desarrollada por el despacho de arquitectura BIG para la empresa Toyota, quienes utilizarán un terreno de 70 hectáreas de una antigua fábrica de la empresa ubicada a los pies del Monte Fuji en Japón para conceptualizar la “Woven City”, la cual está concebida como la primer incubadora urbana del mundo dirigida a impulsar el desarrollo de estrategias de movilidad. Alojará a residentes permanentes y trabajadores para poner a prueba y desarrollar tecnologías relacionadas con la autonomía, robótica, movilidad, hogares inteligentes e inteligencia artificial, todo en un entorno real. 


Educación

Debido al contexto actual de Estados Unidos, una de las áreas en las que las empresas de tecnología están trabajando por solucionar es la educación, principalmente por dos razones: las familias toman créditos por decenas o cientos de miles de dólares para pagar sus estudios universitarios, cargando con la deuda por una buena parte de su vida, siendo uno de los sectores que más impactan en el total de la deuda nacional con 1.6 trillones de dólares; la segunda razón es que, relacionado a esto, se ha generado una falta de profesionales calificados en el mercado laboral, por lo que las empresas generalmente toman mucho tiempo en encontrar a las personas adecuadas para contratar; estas mismas situaciones las podemos encontrar también en muchos otros países, aunque a menor escala, lo que significa que es un problema global que urge resolver.

En un momento como el actual en donde se ha generado una gran cantidad de desempleo a nivel mundial y se ha incrementado la digitalización en todos los sectores, a la vez que las instituciones educativas no han sabido adaptar sus planes de estudio y métodos de enseñanza a las necesidades actuales, empresas como GoogleAmazonIBM, entre otras, han optado por sacar sus propios cursos, en algunos casos gratuitos y en otros a un costo muy bajo, en donde enseñan a las personas los conocimientos básicos de diversas áreas, principalmente de tecnología, en cursos cortos y asegurando que aprenderán lo necesario para el mundo laboral, lo que ha hecho que incluso Google tome muy en cuenta estos títulos propios para su proceso de contratación, abriendo un debate sobre el futuro de las universidades y la educación, ya que al cumplir este tipo de cursos, para ellos es el equivalente a tener una carrera universitaria.

Gracias al gran dominio que tiene la zona de Silicon Valley, no solo en temas de tecnología, sino de innovación, negocios y diversas industrias, no deberá extrañarnos que cada vez sea más común que cualquier empresa tenga sus propios cursos que reemplacen una carrera universitaria, ya que toman estos conocimientos directamente del mundo laboral, algo que muchas veces no sucede en las universidades, y les genera una ventaja competitiva en el tema de educación.


Salud

Por el lado de la salud tenemos a una empresa que muy probablemente no relacionemos de inmediato a la industria, pero que poco a poco está entrando en este enorme mercado, y esa empresa es Apple, quienes durante los últimos años han estado trabajando en un ecosistema para información sobre la salud de las personas, empezando con el Apple Watch para la generación de datos relacionados a nuestra salud, hábitos y ritmo de vida; Apple Health como sistema de almacenamiento de información sobre nuestra salud; Apple Health Kit, para que aplicaciones de terceros puedan accesar a esta información y brindar otros servicios, y un siguiente paso en el que podrían estar trabajando es el de los servicios directamente como telemedicina, chatbots, seguros o servicios como el recién lanzado Apple Fitness, el cual es una suscripción para ejercicio en casa, lo que sirve también para tener información sobre la salud de las personas.

Por otra parte, Apple ha empezado a explorar áreas más tradicionales, lanzando AC Wellness, las cuales son clínicas para sus empleados en donde manejan cuidados primarios y atención básica, por lo que se puede encontrar servicios como nutriólogos, especialistas de sueño y ejercicio, enfermería, entre otros. Este proyecto puede estar siendo probado de manera interna dentro de la compañía para ir mejorándolo previo a ofrecer una experiencia al público general de atención primaria con la calidad a la que Apple nos tiene acostumbrados.

Mientras tanto, nos queda clara una de las direcciones que está tomando la empresa y nos da una idea de cómo las empresas de tecnología podrían hacerse cargo en un futuro de todas las áreas de nuestra salud.


Moneda

Por último, entramos al tema de la moneda. Como introducción, cabe aclarar que actualmente el dinero que utilizamos en el mundo es denominado “fiat”, es decir, está respaldado en la confianza, a diferencia del sistema que teníamos hasta finales del Siglo XX en el que el valor del dinero estaba respaldado por el oro con el que contaban los países. Esto podría hacer parecer como que una moneda no es tan complicada de crear, sin embargo, es un proceso más allá de lo complejo debido a todos los acuerdos internacionales, regulaciones y demás procesos que tiene que pasar una moneda para ser reconocida como algo válido a nivel mundial.

Hasta ahora, los temas relacionados con las monedas y el dinero ha estado dirigido por los bancos centrales y organismos internacionales, actualmente estos mismos organismos y algunos países como China están intentando crear su propia criptomoneda basada en la tecnología de blockchain por las diversas ventajas que esta tecnología proporciona. Debido a la madurez del mercado de criptomonedas, aún no se se sabe por completo de que manera coexistirán monedas digitales centralizadas por los bancos/gobiernos y monedas descentralizadas como el Bitcoin, sin embargo, eso no es impedimento para que empresas como Facebook, Google, Walmart o Amazon estén empezando a explorar la posibilidad de crear su propia moneda.

Una de las empresas con mayor avance en este tema es Facebook, quienes a mediados de 2019 anunciaron la creación de su propia criptomoneda llamada Libra, la cual permitirá, entre muchas cosas, comprar y vender cosas casi sin costos de transacción, aunque una de las principales funciones anunciadas por la compañía de Zuckerberg sería la de poder realizar transferencias internacionales a un costo mucho más bajo que las opciones actuales. A pesar de haber sido anunciada, el proceso de análisis para su implementación sigue en desarrollo, pero por lo que se puede ver en algunos análisis es una apuesta muy prometedora que podríamos empezar a utilizar muy pronto.

En los casos de Google, Walmart, Amazon, entre otros, aún se encuentran en el proceso de análisis y desarrollo de sus criptomonedas. En todos estos casos, estas empresas tienen una enorme ventaja para la implementación de sus propias divisas, ya que habitualmente realizan transacciones entre usuarios, empresas y anunciantes en sus plataformas y cuentan con miles de millones de usuarios a nivel mundial, además de los diversos ecosistemas de aplicaciones y servicios que facilitarán su uso, por lo que probablemente podríamos estar utilizando monedas digitales de estas compañías en un futuro no muy lejano.


Cada uno de los temas platicados podrían parecer no estar relacionados individualmente con la industria del real estate o las ciudades, sin embargo, al conectar estas ideas nos podemos dar cuenta de la posibilidad que pueden tener varias empresas de crear las ciudades-estado del Siglo XXI, ya que por satisfacer diversas necesidades de los mercados, están creando poco a poco todo lo que una sociedad puede necesitar, además de que pueden tener diferentes motivaciones como las que platiqué en el artículo de el Futuro de las ciudades: Competitividad en la era post-covid y aprovechar todas las ventajas que tienen como marcas para realizarlas.

Actualización Febrero/2021:
Nevada crea una ley que permite a las empresas crear gobiernos.
Pronto empezaremos a ver este tipo de iniciativas alrededor del mundo, permitirá a los estados y países ser más competitivos y atraer mayor talento global e incrementar ingresos.

Nevada bill would allow tech companies to create governments
CARSON CITY, Nev. (AP) — Planned legislation to establish new business areas in Nevada would allow technology companies to effectively form separate local governments. Democratic Gov. Steve...

Espero como siempre que esta información te sirva para conocer más acerca del mundo inmobiliario y las ciudades, cuéntame en los comentarios qué opinas de este tema, también recuerda que puedes escribirme para platicar más del tema o cualqueir motivo a mi correo garcia.pedroadolfo@gmail.com, en mis redes sociales me puedes encontrar como @pedroadolfog y también en mi podcast The Real Spot disponible en todas las plataformas.
Nos leemos en el próximo post.