Te has suscrito correctamente al blog de Pedro Adolfo Garcia 😄
¡Excelente! A continuación, completa el pago para obtener acceso completo a Pedro Adolfo Garcia
¡Bienvenido de vuelta! Has iniciado sesión correctamente.
¡Genial! Tu cuenta está completamente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.😄
¡Genial! Tu información de facturación se actualizó.
La actualización de la información de facturación ha fallado.
Location, Location, Location?

Location, Location, Location?

5 minuto(s) de lectura

Cuántas veces no hemos escuchado la frase “Location, Location, Location” como un mantra del real estate?

Cualquier persona con conocimientos básicos sobre el tema inmobiliario sabe que una de las características más importantes para realizar un proyecto o una inversión en inmuebles ha sido siempre la ubicación. Los bienes inmuebles son por naturaleza escasos, ya que el elemento principal que utilizan es la tierra, y la ubicación que tiene un terreno no se puede sustituir, por lo que esto ha sido siempre la razón principal del valor que tiene una propiedad, ya que una buena ubicación siempre tiene demanda y genera mayores beneficios para el edificio que se encuentre ahí.

Actualmente han empezado a surgir múltiples razones para cuestionar este concepto de escasez que tienen los inmuebles y la relevancia de la ubicación en la industria del real estate, ya que la aceleración que ha causado la pandemia en la adopción de tecnologías y nuevos modelos de negocio empezará a generar que este elemento de valor intrínseco de los bienes inmuebles se vea amenazado, esto puede sonar a  que los inmuebles pueden perder su valor o que su ubicación ya no será el principal factor que la determine, sin embargo, lo que pasará es que habrá otras maneras en las que los edificios incrementen su valor,  la principal pregunta en estos tiempos de cambios tan rápidos no es si el valor será creado, sino cómo será creado y quién logrará capturarlo.


Visibilidad digital

La visibilidad de un inmueble siempre ha estado relacionada con su ubicación, entre mejor ubicación tenga un edificio dentro de una ciudad, mejor visibilidad y accesibilidad tiene, y esto trae distintos beneficios para diversos tipos de proyectos, sin embargo, en los últimos años ha ido incrementando la importancia de la visibilidad digital que tenga un edificio, debido a que para muchos jóvenes el mundo digital es el punto de inicio de su búsqueda para decidir que lugares visitar, vivir, comer, comprar, alojarse, etc.

Las redes sociales son una nueva manera de ver el mundo, ahora no solo basta con preocuparse de cómo perciben las personas el mundo físico, sino que también tenemos que tomar en cuenta cómo ven el mundo digital, ya que aplicaciones como Instagram se utilizan para encontrar lugares que valga la pena compartir en varias redes sociales y a partir de ahí las personas se preparan para visitarlo, la distancia y accesibilidad de la ubicación física pasa a un segundo plano, ya que lo importante es estar en ese lugar y compartirlo, aunque aún cuando las personas están en un espacio, evalúan cómo se vería si lo comparten en sus redes sociales, por lo que prácticamente los lugares que visitan se vuelven destinos y deben de estar diseñados considerando esto, algo sobre lo que escribí un poco hace unos meses en este artículo.


La irrelevancia de la ubicación

Por otra parte, la accesibilidad que brinda una buena ubicación física está perdiendo relevancia por diversos factores que también se ha encargado de acelerar la pandemia. Uno de ellos es la posibilidad de realizar diversas actividades desde cualquier lugar, la tecnología nos está permitiendo que cada vez sea más fácil trabajar, estudiar, ir al médico, realizar pagos y más cosas en donde nos encontremos, por lo que nuestra ubicación deja de cobrar relevancia para poder hacer la mayoría de actividades para las que nos desplazamos por varias horas al día y a las cuales estamos acostumbrados.

De igual manera, una parte importante del comercio de productos y servicios está volviéndose digital, lo que permite que podamos obtener cosas que antes necesitaban proximidad física con mayor facilidad gracias al incremento del e-commerce en diversas industrias y a las soluciones de logística que existen y sobre las que se están trabajando, por lo que ahora podemos conseguir un producto prácticamente desde cualquier lugar del mundo directo a nuestra casa.


Nuevos modelos de negocio

Como comentaba al inicio del artículo, sin duda alguna la tecnología será uno de los factores que más genere valor en un inmueble, y no me refiero necesariamente a que un edificio tenga que estar equipado con lo último en tecnología para tener más valor. La tecnología y los nuevos modelos de negocio harán que los inmuebles sean más dependientes de las empresas que los administren y operen para que estos sean más rentables, la ubicación de un edificio no será garantía de que cumpla con una rentabilidad esperada o que para las personas sea atractivo el rentar o habitar un espacio. 

Cada vez es más común que las personas exijan a las empresas características como facilidad en procesos de adquisición o renta de inmuebles, plazos flexibles, servicios on-demand, aplicaciones para gestionar reservas, pagos, mejores experiencias, etc., esta mezcla de factores son los que harán que un edificio o un conjunto de edificios sea más atractivo para las personas, ya que el mercado está empezando a notar que tienen la posibilidad de exigir esto a las empresas e irse con la que mejor se adapte a sus necesidades. 

Estamos pasando de una economía de  productos a servicios, de propiedad de bienes a accesibilidad de estos, por lo que las empresas que operen edificios deberán de entender estos cambios en el mercado y pasar de ser simplemente colectores de rentas a empresas que ofrezcan servicios y experiencias, ya que de esto dependerá el éxito de los edificios, más que de factores como su ubicación.


Mix de usos de suelo

Una de las cosas más importantes que están ligadas a la ubicación de un terreno es el uso de suelo que tiene designado en un plan de desarrollo urbano, básicamente esto es  lo que nos permite saber qué y cuánto podremos construir en ese lugar en específico y esto nos permite evaluar la viabilidad de un proyecto inmobiliario. 

Con los cambios que vendrán con los nuevos modelos de negocio en los edificios, empezarán a desaparecer los límites entre un uso de suelo y otro, en este artículo platicamos de algunos ejemplos de cómo algunas cafeterías/bancos/tiendas integran espacios de trabajo tipo cowork dentro de sus locales, o también cambios en espacios de retail que están transformándose en espacios de logística y dark kitchens, además de ejemplos como hoteles en donde puedes rentar por estancias largas de varios meses, convirtiéndose prácticamente en departamentos.

Como estos ejemplos podremos ir creando más en los próximos años, ya que al haber vacantes de m2 de cierto tipo de edificios, habrá demanda de otros usos por la disrupción constante que experimentamos en el mercado, haciendo que ciertos usos se cambien o mezclen antes de que una regulación urbana pueda permitirlo. Sin duda alguna, la agilidad de cambios en este tema es un factor que deberán de tomar en cuenta los gobiernos para mantenerse a la vanguardia en relación a la competitividad de las ciudades globales.


Con estos temas podemos concluir que estamos por llegar a un punto en que Location, Location, Location ya no tendrá la misma relevancia que ha tenido siempre, porque en un mundo en donde la ubicación de la vivienda, oficinas, tiendas, etc ya no es lo más importante, debido a que tendremos acceso a ellas en cualquier lugar, lo importante será la manera de administrar los edificios y brindar experiencias nuevas y totalmente diferentes que faciliten el estilo de vida de los usuarios de nuestros edificios.

Espero como siempre que esta información te sirva para conocer más acerca del mundo inmobiliario, cuéntame en los comentarios que opinas de este tema, también recuerda que puedes escribirme para platicar más del tema o cualquier otro motivo a mi correo garcia.pedroadolfo@gmail.com y en mis redes sociales, donde me puedes encontrar como @pedroadolfog. 

Nos leemos en el próximo post.