Te has suscrito correctamente al blog de Pedro Adolfo Garcia 😄
¡Excelente! A continuación, completa el pago para obtener acceso completo a Pedro Adolfo Garcia
¡Bienvenido de vuelta! Has iniciado sesión correctamente.
¡Genial! Tu cuenta está completamente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.😄
¡Genial! Tu información de facturación se actualizó.
La actualización de la información de facturación ha fallado.
Nuevos modelos de negocio inmobiliario

Nuevos modelos de negocio inmobiliario

6 minuto(s) de lectura

Seguramente tú haz utilizado alguna aplicación o páginas con servicios o información sin tener que pagar por ello, pero… te imaginas que esto pudiera suceder con los edificios? En este post te explicaré cómo llegaremos a ese punto más pronto de lo que imaginas.

Efectivamente leyeron bien, en este post quiero platicarles de un tema que les hará volar un poco la cabeza. Les voy a platicar sobre nuevos modelos de negocio para proyectos inmobiliarios, y voy a enfocarme específicamente en hablar de modelos para rentabilizar de nuevas maneras proyectos del tipo patrimonial, es decir, enfocado en rentas. 

Como saben, en este blog siempre les estaré platicando sobre tendencias, nuevas tecnologías y cambios que habrá en los próximos años en la industria del real estate.
En esta ocasión, les platicaré de un cambio que se dará poco a poco gracias a nuevas tecnologías que permitirán a dueños y administradores de inmuebles el poder monetizar sus edificios de nuevas maneras bastante creativas, pero como introducción, tengo que platicarles primero un poco sobre modelos de negocios en internet, de esta manera será más fácil entender como se podrán ir adaptando estos modelos al mundo físico.

Generalmente, todos hemos utilizado aplicaciones o páginas que nos ofrecen información, un servicio o algún tipo de beneficio sin tener que pagar por él, cosas como redes sociales, correos, aplicaciones de llamadas o mensajes, algunos servicios de almacenamiento en la nube, en fin, ejemplos los tenemos en el día a día. Pero sabemos que no por que no paguemos al utilizarlo signifique que esto no tenga un costo para que funcione.
Para lograr esto, el mundo digital ha tenido que ir desarrollando nuevos modelos de negocio que le permitan a las personas utilizar sus productos sin ningún costo, y esto se ha logrado principalmente a través de la recolección y analítica de datos y ecosistemas de diferentes proveedores y empresas que se benefician de esta información.

Por esta razón, se dice que la información ha reemplazado a activos como el oro y petróleo, para convertirse en el tipo activo más valioso en el mundo, y esto es algo que tenemos que tener muy en cuenta, independientemente de la industria en la que nos encontremos.

Actualmente, la tecnología está empezando a permitirnos aplicar este tipo de análisis y recolección de datos en espacios físicos, principalmente gracias al internet de las cosas, big data y a la inteligencia artificial [de la cual, ya te platiqué un poco en esté artículo anterior ], esto es posible gracias a la utilización de sensores, cámaras, aplicaciones e inteligencia artificial en nuestros edificios, de esta manera podremos analizar datos como la cantidad de visitas en general o de una persona en determinado tiempo, la cantidad de personas en un edificio, el tiempo de uso de ciertos espacios; incluso dependiendo del tipo de edificio, de las empresas que administren espacios y de las estrategias con sus aplicaciones, podremos llegar a conocer ciertas preferencias y gustos de las personas, tal cual como sucede en el mundo digital, de esta manera, empezaremos a contar con información que será muy valiosa para poder rentabilizarla de diferentes maneras.

En los últimos años, los negocios digitales han ido perfeccionando la manera en que el tiempo que pasan las personas en sus sitios o aplicaciones es monetizado, sus modelos de negocio son lo suficientemente eficientes para permitirse proveer una variedad de servicios de manera gratuita.  Algunos de los modelos de negocio digitales más comunes son:

  • Publicidad: Lo que permite a los usuarios pasar el mayor tiempo posible en las páginas o aplicaciones sin ningún costo a cambio de estar expuestos a publicidad.
  • Freemium: Este es un modelo compuesto de las palabras Premium y Free (Gratis), lo que quiere decir que proveen el acceso limitado a ciertas funciones del producto sin ningún costo, pero para utilizar más o todas las funciones hay que realizar un pago.
  • Afiliados (Referidos): En este modelo se proporcionan contenido o herramientas que facilitan la venta de productos o servicios de un tercero, que a cambio, paga una comisión por cada referido que recibe.
  • Venta de add-ons: El modelo se basa en ofrecer un producto principal de manera gratuita que incentiva a los usuarios a pagar por diversos componentes adicionales, como activos virtuales, créditos o capacidades/herramientas especiales
  • Precio asimétrico: Con este modelo se cobra únicamente a algunos usuarios para tenerlos como anzuelo para atraer a otros clientes que paguen. Este modelo es común en algunas aplicaciones de citas, o incluso en el mundo físico en lugares como bares/discotecas en donde las mujeres entran gratis y los hombres generalmente tienen que pagar un cover de acceso y gastarán más en bebidas.

Un ejemplo de algunos de estos modelos es WeWork, una empresa que a pesar de todas las controversias que ha generado últimamente, es definitivamente una de las empresas que han entendido mejor este cambio y han sabido aprovecharlo, ya que ellos también generan ingresos de anunciantes que realizan activaciones de productos dentro de sus espacios de coworking.
Estos anunciantes pueden recibir información detallada de quienes estuvieron en ese espacio, a que hora y cuánto tiempo pasaron en el lugar. Otros modelo que también aplican es el de referidos, ya que dirigen a algunos usuarios a servicios de aseguradoras o de empresas que comercializan productos de oficina, o también de venta de add-ons, ya que ofrecen membresías más económicas con pagos extra por el uso de impresoras, uso de sala de juntas o accesos adicionales a otro tipo de espacios, de igual manera, utilizan modelos como el precio asimétrico, ya que cobran costos bajos por escritorios fijos para una persona para que gracias al ambiente y vibras que se genera con startups y emprendedores principalmente, pueda parecer más atractivo para grandes corporativos el cambiarse a utilizar espacios de WeWork.
Ellos aprendieron desde hace tiempo las ventajas de utilizar la tecnología para analizar el uso y la optimización de sus espacios, para que de esta manera pudieran tener muchas más formas de rentabilizar sus oficinas.

Otro caso interesante específicamente para el retail, será lo que puedan hacer los centros comerciales en un futuro. Desde mi punto de vista, tendrán una combinación bastante amplia de los modelos ya mencionados, incluyendo otros como el “brandboxing” que básicamente se refiere a ofrecerle a las empresas espacios en centros comerciales ya listos para utilizar, con todas las herramientas que requieren  para operar y características como contratos de periodos muy cortos (como contratos mensuales) para que principalmente las marcas pequeñas tengan la posibilidad de probar sus productos en el mercado sin tener que arriesgar tanto capital ni amarrarse a plazos largos de renta. A mí me recuerda a servicios como Shopify en el que te ofrecen toda la infraestructura para poder armar una tienda en poco tiempo y con muy poca inversión.

Bajo esta misma línea, en mi opinión, los centros comerciales pueden lograr funcionar como “marketplaces” en línea y físicos, al estilo de Amazon o Mercado Libre, en el que estas empresas cuentan con el tráfico y crean el espacio donde otras personas o empresas pueden comercializar sus productos de manera gratuita o pagando una mensualidad baja y comisiones por las ventas realizadas.
Definitivamente será complicado trasladar tal cual este tipo de modelos al mundo físico, ya que las plataformas virtuales tienen un costo fijo y espacio ilimitado sin importar la cantidad de tiendas/vendedores que tengan y para los espacios físicos no es posible. Una idea para ajustar ese modelo podría ser que los centros comerciales generen un marketplace online, en donde los mejores vendedores puedan tener una posibilidad de tener espacio físico pagando con comisión de ventas ya que se haya validado la tracción de la marca y sus ventas, esto permitiría tener diversos modelos nuevos de negocio y mezclarlos con el actual, lo que en muchos casos podría ayudar a incrementar la rentabilidad de estos espacios.

Para concluir, a pesar de que actualmente los edificios no cuentan con herramientas similares a los sitios web o aplicaciones que permiten tener toda la información estructurada y analizarla, poco a poco los administradores de real estate empezarán a notar la importancia de estas tecnologías para poder llegar al punto de tener información igual de detallada que en productos y servicios digitales y se podrá empezar a innovar en nuevos modelos de negocio para rentabilizar aún más nuestros edificios. 
El futuro estará en los datos y en temas de privacidad.

Actualmente hay propuestas para que proveedores de internet puedan ofrecer en un futuro cercano opciones de paquetes premium que ayuden a proteger privacidad de los usuarios. Esto podría ser en algún momento algo que también podría llegar a los espacios físicos, en donde pagues una renta para que solo te ofrezcan espacio, sin publicidad, seguimiento y análisis de tus actividades ni costos extra sorpresa.

Cuéntame en los comentarios que opinas de estos nuevos modelos de negocio para el mundo inmobiliario, también recuerda que puedes escribirme para platicar más del tema o cualquier otro motivo a mi correo garcia.pedroadolfo@gmail.com y en mis redes sociales, donde me puedes encontrar como @pedroadolfog. Nos leemos en el próximo post.