Te has suscrito correctamente al blog de Pedro Adolfo Garcia 😄
¡Excelente! A continuación, completa el pago para obtener acceso completo a Pedro Adolfo Garcia
¡Bienvenido de vuelta! Has iniciado sesión correctamente.
¡Genial! Tu cuenta está completamente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.😄
¡Genial! Tu información de facturación se actualizó.
La actualización de la información de facturación ha fallado.
Porqué tu casa no es un activo

Porqué tu casa no es un activo

2 minuto(s) de lectura

«Tener una casa es importante para que tengas tu patrimonio»
Cuántas veces no hemos escuchado esa frase? Muchas personas de nuestra edad y mayores han crecido con esa idea que ha pasado por generaciones, que una de las primeras cosas que debes de hacer al crecer y conseguir un trabajo es comprar una casa para empezar a tener un patrimonio, incluso he escuchado a asesores financieros sugerirlo, pero al analizar a fondo el proceso que es adquirir tu propia casa, fácilmente nos podemos dar cuenta que al momento de hacer la compra, lo único que adquirimos es una deuda por plazos de 10, 15 o 20 años, a partir de ese momento tenemos una obligación mensual de pagar cierta cantidad al banco por nuestra casa hasta liquidarla. 

Para ir aclarando un poco más el tema, si lo vemos desde un punto de vista contable (por ser algo relacionado a nuestras finanzas), un activo es algo que pone dinero en tu bolsillo, algo que deberíamos de buscar todos para nuestro beneficio; mientras que un pasivo es algo que quita dinero de nuestro bolsillo, justo lo que pasa cuando compramos una casa.
Si compras una casa para rentarla y el flujo de efectivo cubre al menos el monto de la deuda y el mantenimiento, entonces tienes un activo, porque tu propiedad la está pagando otra persona, idealmente debes de analizar todo para que incluso la renta te de un flujo de efectivo mensualmente que deje dinero en tu bolsillo, no importa si es mucho o poco, porque a largo plazo tendrás una mejor recompensa. Si la casa la utilizas para vivir, entonces es un pasivo, porque te quita mensualmente del bolsillo los gastos del crédito hipotecario, y aún cuando no utilices ningún crédito y adquieras una propiedad de contado, debes de cubrir siempre los gastos de mantenimiento e impuestos relacionados. 

En el caso que utilices un crédito para comprar la casa, la propiedad se vuelve un activo del banco, porque mes a mes les genera un flujo de efectivo y en realidad el inmueble es de ellos hasta que termines de pagarlo, si en algún punto dejas de hacerlo, toman la propiedad y te puedes quedar sin lo que consideras como patrimonio. 

Otra cosa que debes de tomar en cuenta al momento de adquirir una casa con el objetivo de que sea un activo, es que debes de calcular que tu inversión debe ser para obtener un flujo de efectivo, no asumir que la casa aún sin el flujo es un activo porque potencialmente se pueda obtener dinero por ella con la apreciación a largo plazo, ya que esto por si solo no es una garantía que de que tendrás algún retorno en el largo plazo por diversos factores. 

Muy probablemente ahora te preguntarás si realmente es más conveniente rentar una vivienda que comprar la tuya propia, pero en es un tema más largo que abordaremos en otro post para detallarlo y ayudarte a que tengas más herramientas para evaluar tus decisiones financieras.

Escríbeme para compartir tu punto de vista o cualquier comentario que tengas para ir creando nuevas conversaciones. Nos leemos en el próximo post!